Septiembre 19, 2014   3 notas

7 Consejos para el cultivador novato

  1. Germina las semillas antes de enterrarlas en tierra Con esto evitaras gastos innecesarios de tierra y riegos. Para germinar las semillas déjalas durante 24 horas en un vaso lleno de agua. Cuando veas salir una pequeña “raicilla”, es hora de sembrar. No la entierres en tierra más de 1 cm, ya que le costará salir.
  2. Riego Las plantas de cannabis son de ciclo húmedo-seco. No hay que estar continuamente regándolas, debes de comprender cuando la planta necesita el riego. Una forma de saberlo es por el peso de la maceta, observa que cuando acabas de regar el peso de la maceta es superior a cuando no tienes agua en ella. También puedes introducir un poco el dedo en el sustrato y ver si está humedecido. Con un poco de práctica te será muy fácil reconocer cuando tu planta necesita agua. Si solo puedes conseguir agua clorada de la red pública, déjala reposar en un balde durante un par de días antes de usarla para el riego.
  3. Mide y equilibra el PH del agua Una de las cosas más importantes es el PH de riego. Para que los nutrientes sean absorbidos al 100% el ph del agua de riego ha de ser entre 6.0 – 6.5. De nada sirve que abones y riegues, si tienes un ph demasiado alto o demasiado bajo, lo que lograrás es saturar las raíces y un gasto de caldos de cultivo que la planta no aprovechará
  4. No te excedas en el abono Uno de los fallos comunes de los que se inician en el cultivo de la marihuana es sobrefertilizar la planta. No por más “potingues” que la eches tendrás una mayor producción de cogollos. Es mejor abonar a media dosis de lo indicado, y si la planta lo requiere subir la dosis, que enfrentarte a una sobrefertilización de la planta
  5. Macetas: Usa una maceta grande (7 a 11 lt), si esta al sol que no sea negra, no querrás que el calor queme las raices nuevas.
  6. Iluminación: Si es temporada de primavera verano,no necesitas gastar en iluminación, solo asegurate de que tus plantas reciban al menos 4 horas de luz solar directa.
  7. Nutrientes: Si la tierra de tu macetero es de buena calidad y tu planta es una autofloreciente, probablemente no necesitarás abonarla. Pero si estas reutilizando la tierra de un cultivo anterior, asegurate de enriquecerla lo suficiente con nitrógeno para la fase de crecimiento y potasio/fosfato para la fase de floración.  También puedes usar abono organico preparando un buen fermeto de ortiga (debes fermentar la ortiga en un balde con agua durante dos semanas y luego lo cuelas y usas el 1 parte del liquido por 10 partes de agua para regar)o cáscara de platano seca y molida como polvo por encima del macetero.



Septiembre 19, 2014
:3 agustina :P

:3 agustina :P

Septiembre 6, 2014   21 652 notas

(vía grungeinchains)

Septiembre 5, 2014   2 670 notas
iero-dogs:

✘

iero-dogs:

(vía nopemcr)

Septiembre 4, 2014   3 438 notas

(vía mechanical-antichrist)

Septiembre 3, 2014   1 673 notas

(Fuente: geriello, vía delightfulemons)

Septiembre 3, 2014   1 144 notas
soundsof71:

David Bowie, August 1972, Rainbow Theatre, London, by Sukita

soundsof71:

David Bowie, August 1972, Rainbow Theatre, London, by Sukita

(Fuente: thechess, vía the-high-end-of-low)

Septiembre 2, 2014   10 000 notas

Joy Division | Love Will Tear Us Apart

(Fuente: rrrick, vía the-high-end-of-low)

Agosto 31, 2014   9 notas

(Fuente: littlepeaceofhell)

Agosto 9, 2014   16 notas

Cómo aprovechar la marihuana para tener mejor sexo


En primer lugar, los efectos de la marihuana no son cien por cien predecibles y dependen mucho de la variedad, de la situación y de las personas. El cannabis no afecta igual fumado que cocinado, así como las diversas variedades tienen distinta concentración de THC, CBD, CBN y otros cannabinoides. Por lo que no se puede afirmar que la marihuana provoca genéricamente mejor sexo.

El activista, cultivador y profesional del sector químico, José Miranda coincide en este sentido. “Todos los que somos consumidores habituales sabemos que depende mucho de cada persona e incluso del momento. Además, no todos tenemos los mismos gustos. Mi consejo es que leas, te informes y pruebes por ti mismo qué variedad te gusta más para ese momento y que vigiles las dosis. No queremos terminar babeando encima de nuestro amante, ni contándole nuestras penas, no se trata de eso. ¡Sino de que nos ayude a disfrutar aún más del sexo!”

Según la columnista sobre sexo Lisa Kirkman, tanto el coito como el cannabis nos hacen liberar oxitocina, la ‘molécula del amor’, una hormona relacionada con los patrones sexuales y con la conducta maternal y paternal que actúa también como neurotransmisor en el cerebro. “La marihuana en general aumenta la sensibilidad, la percepción del cuerpo y funciona como desinhibidor. Dicho esto, las sativas funcionan muy bien para las parejas que busquen aumentar su placer. Sin embargo, tanto en la sexualidad como en las relaciones con las sustancias cada individuo debe encontrar su fórmula”, afirma la activista argentina Alicia Castilla.


Pero ¿qué variedad elegir? ¿Índica o sativa? Según Lisa Kirkman, “las sativas tienen la propiedad de contraer los músculos por lo que mejoran el rendimiento”. Los usuarios de Icmag también coinciden en que las sativas funcionan mejor porque tienen efectos vigorizantes y no te tiran para abajo como las índicas.

Sin embargo, algunos apuestan por los híbridos o por fumar pequeñas cantidades de índica para disfrutar sus efectos relajantes.
Según Kirkman, las variedades con ratios alrededor del 70/30 funcionan mejor que las 100% índicas o sativas. Las variedades puras pueden provocar efectos extremos como somnolencia en el primer caso y paranoia en el segundo.

Para que nuestro cuerpo asimile el cannabis no es necesario fumarte un porro. Puedes cocinarlo en una cena romántica, inhalarlo vaporizado si no te gusta la combustión e incluso untártelo en las zonas más erógenas y absorbentes de tu cuerpo. Por esto último ha apostado el colectivo ‘Afrodita Group’ que ha sacado al mercado un lubricante orgánico para mujeres hecho con cannabis que proporciona orgasmos de hasta 15 minutos.

Sí, de hasta 15 minutos.

El THC es la viagra de las mujeres. De hecho esto no es nuevo, en algunas plantaciones hippies de California, las mujeres saben muy bien que introducirse resina, extractos o aceite puro de THC en la vagina proporciona orgasmos de vértigo. ‘Afrodita Group’ no será el único colectivo que apueste fuerte por estos lubricantes en el futuro próximo. Más aún cuando se están rompiendo los tabúes que envuelven a la marihuana tan rápidamente.

Sin embargo, la marihuana no solo puede servir para aumentar el placer del coito sino para curar disfunciones sexuales. De hecho, la medicina ayurvédica la utiliza para tratar la impotencia y aumentar la libido. Para estos propósitos, las sativas van mejor. Sin embargo, existen casos en los que una índica puede venir bien, sobre todo si el usuario sufre de neurosis, ansiedad o dolor físico.



Fuente:
https://www.dinafem.org/es/blog/marihuana-sexo/